Publications

Alemania clausura su última mina de carbón

3 Enero 2019

Alemania desmanteló la mina de Bottrop, su última mina de carbón bituminoso, a finales de diciembre de 2018. El cierre tuvo lugar once años después de la decisión que tomó el Gobierno en 2007 para eliminar gradualmente los recursos y cerrar las últimas minas de carbón al cabo del 2018. Según la fundación RAG, el único productor de hulla de Alemania a cargo de la eliminación gradual del carbón, los costes de producción de este mineral en Alemania (250 €/t) son muy superiores al precio de mercado de 80 €/t. Por lo tanto, la mayoría del carbón que se consume en las centrales eléctricas de carbón alemanas proviene de Rusia, Estados Unidos, Australia y Colombia.

La Ley alemana de Financiación de Hulla (Steinkohlefinanzierungsgesetz, 2007) establece las condiciones de supresión de subsidios al sector del carbón para finales de 2018: la carga financiera de 20 000 M€ del periodo comprendido entre 2009 y 2019 se repartió entre el Gobierno federal (15 600 M€), el estado de Renania del Norte-Westfalia (3900 M€) y RAG AG (965 M€ desde 2012).

Una comisión creada por el Gobierno publicará en febrero de 2019 una hoja de ruta para abandonar el carbón como parte de la iniciativa para que Alemania alcance la neutralidad de carbono antes de 2050. Sin embargo, el Gobierno tiene previsto adoptar una eliminación gradual de la energía de carbón para proteger empleos y garantizar la estabilidad del suministro eléctrico, junto con el abandono planificado de la energía nuclear antes de 2022. Las tarifas eléctricas de mayoristas, cada vez más bajas, empeoran la rentabilidad de las grandes centrales eléctricas convencionales; sin embargo, se espera que esto mejore después del abandono progresivo de la energía nuclear.

Reciba nuestra selección diaria de noticias (en inglés)


¿Interesado en la base de datos de la producción eléctrica?

Enerdata ha desarrollado un servicio de estudios de mercado para filtrar, monitorizar y analizar el desarrollo de las centrales eléctricas.

Power Plant Tracker proporciona una base de datos interactiva y una potente herramienta de investigación para realizar un seguimiento de la producción de electricidad en todo el mundo, incluyendo las capacidades instaladas o planificadas de energía renovable y combustibles fósiles.